El Foxhound Ingles

foxhound-ingles 1Suele aplicársele este apelativo de “ingles” para diferenciarlo de su pariente el Foxhound americano.

No es un producto artificial obtenido mediante cruces de lebreles y dogos como se ha pretendido, sino que más bien es una fórmula de transición natural de un perro que ya existía en el siglo XIII cuando se instituyo la caza del zorro en Inglaterra.

El Foxhound Ingles

Sin embargo no hay que descartar que en esos momentos interviniera la sangre del Greyhound para la creación definitiva de la raza.

Su origen, por tanto, es bastante remoto. Antes de esta época se utilizaba ya este perro, de características muy similares al de hoy pero de mayor tamaño, para la caza del zorro bajo el aspecto de animal dañino, pues la caza, como deporte elegante estaba circunscrita a la del ciervo. Cuando se organizo la del zorro como tal, se comenzó la búsqueda y selección del tipo de perro más adecuado, el cual en principio tenía que ser más ligero de osamenta y más rápido que el Saint=Hubert fue se empleaba para el ciervo descendiente a su vez de los perro normandos llevados por los conquistadores galos que fueron los que instituyeron en el país el deporte de la caza a caballo con una jauría de perros.

O sea se partió del perro natural ya existente, cuya mejora, en sus comienzos irregular y anárquica, dio origen a una serie de tipos acordes con los gustos y las necesidades de la región donde se criaban.

foxhound-ingles 1

Así nace el Foxhound grande, grueso y lento, pero con buena voz, de Lancashire, Cheshire y Staffordshire; el Foxhound de tamaño mediano y buena rapidez de Worcestershire, B erkhire y Bedfordshire, y el Foxhound dotado de gran velocidad de Yorkshire y Northumberland.

La raza experimenta una gran mejoria durante el reinado de Jacobo I gracias a los sabuesos franceses que Enrique IV de Francia le regalo. Pero no fue hasta las cercanías del 1800 cuando, con la sustitución del ciervo por el zorro como presa, comenzó a normalizarse la crianza de la raza, adquiriendo esta un tipo definido y consiguiéndose un animal resistente, eficaz, capaz de cumplir su misión robusto veloz, de buena voz, empuje y entusiasmo.

Es tal su resistencia que no tiene inconveniente en recorrer al trote distancias de hasta 20 km, cazar a continuación durante cinco o seis horas a velocidades capaces de agotar a los caballos uno a tras otro, y luego regresar al punto de partida echándose encima 20 km mas como si tal cosa.

Disciplinado para cazar en jauría y atacar en masa al animal perseguido, su olfato no es tan fino como el de los perros franceses ni el de los mestizos procedentes de su cruce con las perras francesas.

Tampoco destaca en la caza del ciervo ni sirve para la del corzo, fue creado específicamente para la caza del zorro y esta misión si la cumple a entera satisfacción.

Se ha pretendido convertirlo en un perro de compañía, pero si bien en su juventud se adapta a la vida domestica su carácter se vuelve difícil con la edad y es preciso devolverlo a la jauría donde se encuentra a sus anchas.

Su valentía le permite enfrentarse con el jabalí, para cuya caza suele empleársele en el continente y dado que su temperamento no es demasiado fogoso, se le utiliza como elemento para calmar los excesivos ardores de algunas razas francesas, habiendo dado lugar a otros tipos de perros conocidos bajo el nombre genérico de Anglo Franceses o Perros Bastardos.